domingo, 22 de noviembre de 2009

CÓMO DAR UNA BUENA CLASE DE INGLÉS ( o de lo que sea).

Estimados lectores de Inglés para pobres:

Con tantas ganas de enseñaros y de que repaséis este maravilloso idioma, he olvidado enseñaros a cómo preparar una buena clase por si os hace falta en un futuro (u os está haciendo falta ya). Crear una buena clase es como cocinar un buen cocido madrileño o una fabada asturiana. Y, como en todo, cuantas más veces se haga, mejor saldrá. He aquí la receta.

Empezaré resumiendo los ingredientes que ha de tener un buen profesor. Si nos lo tiene de manera natural, se pueden mejorar, pero nunca, pasarlos por alto:

  1. Muchos kilos de PACIENCIA. Ésta, es FUNDAMENTAL en el arduo y difícil oficio que nos ocupa. Diría que es el calificativo más importante que un buen profesor tiene que desarrollar. Hay que ser paciente para aclarar una y mil veces las dudas que el alumno plantee, para mandar callaaaaar, y para continuar sin tirar la toalla (o, al menos, intentarlo)
  2. Varios puñados de ORGANIZACIÓN Y PLANIFICACIÓN: El buen maestro tiene que tener MUY CLAROS en su cabeza, los conceptos que va a enseñar y el tiempo del que dispone para ello. Una buena planificación desde el principio, salva muchos "incidentes" a medio y largo plazo y, además, tener las cosas claras en una mente clara, ayuda a improvisar (en el caso de tener que hacerlo).
  3. Por supuesto, hay que ser un EXPERTO EN LA MATERIA y elaborar el plato sin mirar otros libros de recetas (las buenas ideas, ya residen en la cabeza) . Esto se da por hecho, pero lo recalco porque muchas personas se lanzar el vacío de enseñar lo que no saben y, al final, se ven en un callejón sin salida. No te lances a enseñar lo que no sabes: no te engañes a , y lo que es más importante, a los demás.
  4. Muchas cucharadas de MOTIVACIÓN. El profesor ha de estar MOTIVADO. Por mi experiencia, uno de las mejores motivos (porque se van a necesitar esos empujones de energía muy a menudo) es pensar que lo enseñado no cae en saco roto y que, con el tiempo, esos alumnos que casi son tus hijos (por el cariño que puedes llegar a cogerles), se lanzarán a hablar y a escribir ingles de manera casi milagrosa (como me pasó a mi, que no nací bilingüe). Por otro lado y para comprobar que van adquiriendo conocimientos, hacer controles escritos y orales cada cierto tiempo ayuda al buen profesor a comprobar cómo está haciendo su labor: bien o mal, dependiendo de si éstas pruebas están mejor o peor. Doy por hecho que el alumno estudia todos los días y mantiene un interés despierto por la asignatura. Si el alumno no está motivado, el profesor ha de preguntarse qué está haciendo mal e intentar cambiar su ingrediente de enseñanza (sonreir más mientras se enseña y bromear, ayuda mucho; pero sin pasarse: el alumno tiene que SABER, desde el primer día, que es el profesor quien manda y no él)
  5. Una clase de inglés, por supuesto, se da en inglés. Si el alumno no entiende nada (cosa que ocurrirá y aquí entrará el demonio de la impaciencia a hacer de las suyas), el profesor ha se insistir manteniendo el inglés como primer idioma. Insistir, insistir, insistir...hasta que, al cabo de 1 ó 2 meses (en muchos casos, antes) vaya comprobando que los alumnos entienden y van aprendiendo, por muy duros y rebeldes que quieran aparentar ser (sobre todo los adolescentes) y el aprendizaje es muchísimo más rápido en los niños (cuanto más pequeños, más "esponjas"). Especiales pizcas de paciencia hay que echar y desarrollar con los adolescentes. Al fin y al cabo, no es su culpa que mantengan una revolución hormonal las 24 horas del día. ¿Quien la aguantaría?.
Pues creo que estos son los ingredientes fundamentales de una buena clase, de lo que sea. Ahora sólo queda aderezar con 3 cucharadas de amor y 100 gr. de cariño este oficio que tan difícil se hace a veces, pero tan gratificante es muchas otras.

Muchas gracias y Bon appétit!

3 comentarios:

Don Terrones dijo...

desde luego un articulo muy alentador y preparatorio.
la profe que enseña a serlo debe ser la mejor profe.
yo ya lo sabia pero ahora lo corroboro. un besin.

Maco dijo...

YO SOY PROFESOR DE INGLES Y PARA DAR UNA BUENA CLASE HAY QUE PREPARASE UN DIA ANTES EL PUNTO QUE VA A DAR PORQUE SI NO FRACASO. TENER MATERIAL DE TODA CLASE(CARTELES, CANCIONES ETC.)TIENE QUE HACER UN GRAN ESFUERZO, SIMPLEMENTE.

ITAC dijo...

me parece muy buenos conceptos los que dan en este comentario

Publicar un comentario en la entrada